miércoles, 16 de septiembre de 2009

El cuento sin nombre



Extracto del cuento que estoy escribiendo.

Espero les guste.


-Un momento, ¿de qué me estás hablando?

-Te estoy diciendo que todo se fue a la mierda con Paloma.

-¿Pero por qué?

-¡Puta madre!, ¡te lo voy contando más de tres veces!

-Perdona, seguro que el trago no deja que me acuerde, ¿crees que tenga resaca mañana?

-De hecho Roger, pero ahora escúchame porque solo te lo cuento una vez más.

-Bueno, pero antes, ¡Tío, una chela más! ¡Bien al polo porfa!

-Ya deja el trago, tienes 17, ¡te vas a dar cáncer al hígado!

-De algo hay que morir ¿no? Tu solo lo dices porque eres más sano que la leche Gloria.

-¡Y a mucha honra! Jajaja

-jajaja después de tiempo que ríes, toda la tarde me has estado mirando con cara de puta triste, cambia esa cara de huevon.

-Como quieres que ría, Paloma voló, se a ido y no volverá.

-Qué tontería habrás hecho, seguro que descubrió que eras gay.

-Vete a la mierda, no soy gay, Diego sí que lo era ¿Sabías que está estudiando derecho en la San Martin?

-Seguro que se metió en esa huevada para sacar a todos los gays de la cárcel jajaja

-jajaja no hay que loquearlo tanto que se le van a quemar las orejas.

-Claro pues, como quieres que no se le quemen las orejas ¡Esta en la San Burrin hombre!

-jajaja no seas pendejo.

-Todas las huevadas que pueden pasar.

-Así es Rogercito.

-No me digas Rogercito, eso es de gays.

-¿Te has vuelvo homofóbico no?

-Nada, Rogercito solo me dicen las prostitutas de las cucardas.

-Y cómo quieres que no te digan “Rogercito”, siempre andas con billete y se aprovechan.

-Lo sé pero de algo tienen que vivir, tienen que llevárselo a la boca para que mañana tengan algo que llevarse a la boca.

-jajaja, hasta que por fin dices algo coherente.

-¡Don Fermín! ¿Qué paso con mi chela?

Un viejo que rodeaba los 70 años, salió de la puerta trasera del bar, era dueño de ese antro que abría sus apolilladas puertas a jóvenes y adultos por igual. Don Fermín había quedado viudo hace unos cinco años, una de esas combis asesinas atropello a su esposa cuando iba a cobrar la pensión de fin de mes. Cuando se entero de lo ocurrido cerró el bar por más de tres meses, pero el dinero escaseaba y Don Fermín tuvo que reabrirlo. Los borrachines que se habían pasado a la competencia volvieron y el negocio volvió a prosperar.

-¿Qué fue Don Fermín?

-Perdona Roger, había salido a comprar unas cosas.

-Descuide abue, solo tráigame una chela rápido que se me está pasando la borrachera.

Don Fermín para su avanzada edad se movía muy ágilmente por el bar lleno de fotos viejas de celebridades que supuestamente bebieron alli hace mucho tiempo, también se puede ver botellas vacías de quien sabe dónde y una barra hecha de roble.

-Y como te decía Roger, lo de Paloma ya fue. Todo fue una ilusión, resulta que la muy pendeja me engañaba con un patin de la universidad.

-Ya sabía que eras cornudo huevon.

-Deja que te termine de contar pues.

-Yayaya, sigue, ¿qué carajo paso?

-La fui a buscar a su casa y me abrió la puerta el tipo este, un pavo de mierda que hasta donde se entro a medicina con vara.

-Como todos Manuel, como todos.

Continuara……

Ayrton Vargas


Leuzemia - El hombre que no podia dejar de masturbarse
video

4 comentarios:

  1. yo tengo comentarios!!1 jaja yap
    1. no soy ilusa XD!!
    2. ta xevere pero el mio va a ganar!! XD!
    3. NAA sin comentarios asi k paloma y ya no huafer!!! jaja XD!! okis cdt de hay pondre mi historia en mi blog pero kuando lo entrege primeroop bye

    ResponderEliminar
  2. vaya, buena historia,
    ademas quien no ha pasado por esas calamidades y milagros, yo por eso en cosas del amor tengo cuidado al desnudarme.
    vaya,! usted por el buen camino, y claro,a la mierda esa paloma....ja.

    ResponderEliminar
  3. cuando octubre cayo sobre sus ojos...

    ResponderEliminar