jueves, 9 de septiembre de 2010

Carta para dos

Tengo almidón de azúcar en los dientes y no me interesa que este allí.

Me pregunto a diario si todo está perdido y que realmente no te interesa saber de mi.
Escribo para dos personas. Ambas me abandonaron dejándome solo, triste y con una cara de cojudo espectacular que hasta ahora no se me quita.
De una se poco, de la otra casi nada.
Una de ellas está feliz, no me necesita y que posiblemente este con ese chico que definitivamente la merece más que yo.
De la otra se poco, o casi nada, pero aún así se más de lo que quisiera saber.
Y aún me pregunto y les pregunto si alguna vez signifique algo en sus vidas porque yo creo lo contrario. Yo dependía mucho de ambas.
No es la primera vez que logro alejar a alguien que quise de mi vida y sospecho que no será la ultima vez.
Mejor no continuo con esto que me hago daño y no quiero seguir así.
Ambas están lejos, aunque, una más lejos de la otra.
Y sigo preguntándome y sigo pregúntales que debo hacer para olvidarlas porque su recuerdo duele. Duele en el alma y en los cojones.
Y , y , y muchas más igriegas en este escrito sin sentido, sin pies ni cabezas.
Ya no quiero seguir escribiendo esto porque duele en el alma y en los cojones y ya no quiero seguir con esta estúpida frase y ya no quiero ser el muchacho de los ojos tristes y ya no quiero que en las chapitas me salgan “siga intentando” y ya no quiero ya no quiero ya no quiero …


Ayrton Vargas

posdata: Perdonen la demora, tengo buenas noticias pero se los dire la proxima semana.



Un video que me recuerda a cada una.

Zahara - Olor a mandarina




Of Montreal - Wraith Pinned to the Mist and Other Things

7 comentarios:

  1. No hay problema Radamanthys, se entiende que hay momentos en que no se tiene mucho tiempo para poder postear, ni modos, la vida llama :D

    ResponderEliminar
  2. Pues te pondremos falta,jaaaaaaaaa!!!
    En serio, tómate el tiempo que haga falta. A fin de cuentas, esto no es ninguna obligación.
    BESOTES!!!

    ResponderEliminar
  3. En mis días también escribí cosas como esta, pero por esos días no tenía blog, así que todo tranquilo, todo pasa =)

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo, he pasado (o paso) por una situación similar...
    Viejos recuerdos son los que más abundan en mi cabeza.

    ResponderEliminar
  5. Yo pasé por lo mismo hace 5 años, y recién el año pasado pude cerrar esa "historia de amor".

    Sabes qué hice?

    Movilicé gente, di con su paradero. Fui hacia donde estaba ella, fui y la encaré. Le dije todo lo que había vivido en estos 4 años, le pedí perdón por las tonterías que había cometido y x mis indecisiones de chibolo de 14 años que por pensar en ilusiones estaba dejando pasar quizás al amor de su vida, le dije lo que sentía por ella y le pregunté si es que todavía sentía lo mismo por mi.

    Ella me dijo que así estaba bien, que era lo mejor para ambos y que no quería tener problemas con su hermana por esto. Que solo me quería pero como un amigo y que no me preocupara x lo que le pudiera pasar. Que recordaría únicamente lo bueno de lo que vivimos.

    A pesar que salí muy dolido esa tarde, te puedo decir que también quedé tranquilo porque pude sacarme esa espina y el horrible "que hubiera pasado sí..." ya no se asomaría más.

    Me tomó 4 años decidirme, y si no lo hubiera hecho, ahorita no estaría perdidamente enamorado de la mujer de mi vida.

    Es por eso que te recomiendo que trates de definir tu situación y descubras si es que tienes que cerrar esa historia de amor o de plano la vida te da esa nueva oportunidad de ser feliz con ella.

    Piénsalo, tú decides!

    ResponderEliminar