domingo, 13 de noviembre de 2011

No estoy seguro



No estoy seguro en qué momento dejé de escribir y dejé de leer para ponerme a actuar un papel principal en mi vida. Me he descuidado mucho, no soy el mismo de hace unos meses, de hace un año, he cambiado y aún no estoy seguro si fue para bien o para mal. Mis pasos han perdido importancia porque decidí recogerlos un día y los recuerdos ya no hacen daño.

Abandoné el blog porque no tenía razones para estar relatando mí día a día o alguna invención mía y sinceramente tampoco tenía muchos ánimos que buscar algún motivo. Haciendo un breve resumen de lo que pasó desde que me fui hasta ahora se puede lograr en una sola palabra: Jodido.

Sí, sé que no es novedad alguna que ese sea mi habitual estado pero  la verdad me dediqué a buscar a la Maga, inconscientemente claro, ya que me había olvidado del asunto hace ya tiempo atrás.

Ahora me tiene acá de nuevo, 9 meses después, abrumado, con culpas y penas, triste pero contento (lo cual es muy paradójico). He causado daño sin querer a personas muy importantes, algo que no creí capaz de hacer y aunque me lamente por eso aún sigo sonriendo, si no, ¿Para qué seguir acá?


Marty Vargas


3 comentarios:

  1. Vamos Radamanthys, que todos pasamos por etapas así y en verdad que es difícil sobrellevarlas, pero ahí va uno paso a paso, así que a levantar ese ánimo que el mundo no pinta tampoco del todo mal

    ResponderEliminar
  2. Ánimo que eres muy joven para depresiones.

    ResponderEliminar
  3. A veces tienes o lastimas o sales lastimado. Esas son las paradojas de la vida.
    A veces tienes que hacer pasar un cariño inmenso por obsesión para poder culpar a todos los psiquiatras del país y negar tu responsabilidad en el caso.
    Y es que hay veces en que ya no importa nada más que el bienestar de un tercero. Y ahora, meses después, cuando la peor fase de tu vida termino, aprendiste que toda pena se va, todo recuerdo se vuelve borroso y toda mujer se olvida. Excepto la maga, cuando la encuentres.

    ResponderEliminar