lunes, 28 de julio de 2014

Otro lunes

Es lunes y estoy cansado. Tengo los huesos molidos y el alma removida. Hace unos meses, tal vez años, me hubiera arrepentido de lo que escribía. Del daño que podría hacerle a las personas con mis escritos. Estoy muy cansado, de veras.

No sé en qué momento me puse a pensar en este cansancio que me deja inmovil , preso de nostalgia de los buenos tiempos. Hace mucho tiempo que dejé de preocuparme por esos asuntos, olvidar qué era lo que de veras me hacía feliz.

Hace buen tiempo cuidaba a alguien con toda mi alma, con todo el amor que pude recuperar y juntar. Escribo palabras que formar frases sin contar con el sentido porque no me importa ahora que me duele terriblemente el cuello porque no he dormido en 24 horas. Escribo sin ver, sin releer, sin importarme qué habré dicho antes, como por ejemplo, si es que ya mencioné que me duele el cuello o si estoy cansado.

Yo hoy quiero una pausa. Es lunes y quiero pausar el tiempo por miles de años, por miles de vodkas o aguardientes antioqueños, pero sé que, al final de todo, de nada me servirá parar el tiempo, porque este volverá a moverse hacia adelante y yo nada podré hacer, por más que me llame Marty Mcfly.


Marty Vargas

No hay comentarios:

Publicar un comentario